La GRAVIOLA (conocida por ser un efectivo tratamiento natural contra el cáncer) es un pequeño árbol tropical perenne, de 5 a 6 m de altura que posee grandes y brillantes hojas color verde oscuro. Tiene un fruto en forma de corazón de color amarillo-verde cuyo interior blanco es comestible.

Todas las partes del árbol de la GRAVIOLA se han utilizado en la medicina tradicional a base de plantas, la cual le ha atribuido las siguientes propiedades y acciones:

antihelmíntico, antitumoral, antiparasitarios, antipiréticos, efecto sedante, antiespasmódico, hipotensores, anticonvulsivante y digestivo.

Su uso para nosotros en Chile puede ser nuevo, pero la verdad es que en países orientales y de centro y sud américa se utiliza desde los orígenes de la medicina botánica, y en

Europa y Estados Unidos cada vez más trasciende las fronteras de la medicina alópata.

Usos tradicionales de la Graviola
Flor: Bronquitis, tos.
Fruto: Colitis, diarrea, disentería, fiebres, hidropesía, jugo, lactogogue, llagas en la boca, los parásitos, tranquilizante.
Semillas: Astringente, Carminativo, emético, los piojos de la cabeza, insecticidas, parásitos, la piel parásitos, gusanos.
Corteza: Astenia, el asma, el parto, tos, diabetesgrippe, tónico del corazón, hipertensión, efecto sedante, parásitos, espasmos.
Hoja: abscesos, artritis dolor, astenia, asma, astringente, bronquitis, catarros, cólicos, tos, diabetes, diurético, disentería, edema, fiebre, trastornos de la vesícula biliar, Gripe, corazón, hipertensión, indigestión, infecciones, parásitos intestinales, lactogogue, trastornos hepáticos, el paludismo, nerviosismo, neuralgia, palpitaciones, parásitos, el parto, erupciones cutáneas, reumatismo, tiña, sedante, trastornos de la piel, espasmos, tónico, tranquilizante, tumores, úlceras, gusanos.
Raíz: Diabetes, sedante, espasmos.
Corteza de la raíz: tranquilizante, diabetes, espasmos.

Como pudimos observar la GRAVIOLA posee propiedades curativas indiscutibles y sin efectos colaterales adversos para la salud. Solamente queda por aclarar que está contraindicada en personas con baja presión sanguínea debido a su demostrado efecto hipotensor, vasodilatador y cardiodepresor. También está contraindicado en períodos de lactancia y embarazo por la actividad estimulante uterina que procuce la graviola.