Esta planta prodigiosa tiene propiedades curativas. Las acetogeninas de las hojas son anticancerígenos mientras que sus frutos, aromáticos y deliciosos, tienen enzimas, minerales y vitaminas que la convierten en ideales para el tratamiento de la diabetes, úlceras, hipertensión, parasitosis intestinal, etc.

Contribuye a la adecuada regeneración celular y mantiene el organismo libre de lesiones;  ayuda a mejorar y fortalecer las defensas del organismo; previene el deterioro de la salud de las personas con enfermedades o problemas degenerativos; estimula una correcta digestión de los alimentos y favorece la asimilación de nutrientes.

La mejor forma de consumir  la guanábana es en extracto para obtener  una rápida y mayor absorción de todos sus principios activos, lo que redunda en un organismo saludable.

Es originaria del Perú y su cultivo se remonta a las culturas pre incas, tal como se constata con la existencia de varias piezas de cerámica de la Cultura Chimú en la que la guanábana está representada con exactitud.

De otro lado, es uno de los frutos más ricos en la Amazonia peruana, hábitat de docenas de comunidades nativas que sabiamente le dieron uso a todo el fruto y sus hojas, pues allí encontraron un gran secreto para la salud de las personas: el de previene los males degenerativos.

Se le conoce en el mundo entero como graviola o anona y ha sido introducida solamente en los climas tropicales, hasta los mil metros sobre el nivel del mar, debido a que no resiste el frío.

En la mayor parte de América tropical se cultiva  pero generalmente como plantas dispersas en los huertos. También se planta en Hawai, la India, Filipinas y Australia. La zona de producción en nuestro país  es la selva central de Chanchamayo.

Las variedades preferidas en el mercado internacional son las de sabor agridulce.

Es un árbol pequeño pero que en condiciones óptimas alcanza los 10 metros de altura, de follaje compacto y hojas simples, coriáceas verde oscuro, grandes y brillantes.

Las  flores son bisexuales solitarias o en pares en tallos cortos que brotan de las ramas viejas; cáliz con 3 sépalos diminutos de color verde y corola con 6 pétalos de color amarillo.

Su fruto, aromático y delicioso, es una baya colectiva (sincarpo) de forma acorazonada u ovoide, tiene un pericarpio (cáscara) verdoso   con tubérculos espiniformes carnosos. La pulpa es blanca y jugosa de sabor agridulce. Las semillas de color negro lustroso o castaño.

Por su aspecto, el fruto es semejante a la chirimoya, especie de la misma familia anonacea.

La guanábana, también es conocida como: “masasamba”, “corosol”, “chachimán”, “huana huana” (v. Shipibo-Conibo).

guanabana

Su composición química y valor nutricional por 100 gramos de fruta es la siguiente:

Humedad 80,6 %Fibra 1,63 %Cenizas 0,73 %Grasa 0,31 %Proteína 1,22 %Almidón 1,62 %Vitamina C 0,021 %Azúcares ( Gluc., Fruct.) 15,63 %Potasio 45,8 mgSodio 23 mgMagnesio 23,9 mgFósforo 26,0 mgHierro  0,47 mg

Asimismo citrulina  (proteína) (10) , arginina (aminoácido) (10), ácido caproico (lípido) (10). anonaine (isoquinolina) (10), anoniine  (isoquinolina) (10)  y asimilobine   (isoquinolina) (10).

Los componentes de las hojas son: lactosas, Annohexocina , Annomuricina  A, B, C y E , Annomutacina , Annopentocinas A, B y C , Muricoreacina , Gigantetronemina , Murihexocina A y C , Javoricina,  Isoquinolinas, Anonaine, Anoniine, Atherospermine y Coreximine.

Lípidos, Acido gentísico, Acido lignocérico , Acido linoleico y Acido esteárico.

Las semillas y las hojas contienen acetogeninas, de gran valor anticancerígeno, como: Lactosas, Annomonicina, Annomontacina, Annonacina, Annomuricatina, Annonacinona y Javoricina.

Contiene además annomuricatina (proteína), y ácido linoleico (lípido), entre otros elementos.

Anticancerígeno:   Hojas y brotes tiernosAntibacteriana:   CortezaAntiparasitario:   Semillas y cortezaAntiulceroso:   CortezaGalactogogo:   FrutoAntiespasmódico:   HojasSedativo:  HojasAntimalárico:   HojasAntidiabético:  HojasVasodilatador:   HojasPectoral:   FloresAmebicida:   CortezaVermífugo:   Corteza y hojasInsecticida:  Hojas y raíz

Su mayor virtud radica en las acetogeninas, sustancias cerosas resultantes de la combinación de ácidos grasos de cadena larga que, de acuerdo a un estudio en la Universidad de Pardue en California, pueden inhibir selectivamente el crecimiento de células cancerígenas y también inhibir el crecimiento de las células del tumor, resistentes al adriamycin (droga quimioterapéutica).

En otro  estudio realizado por científicos de la misma Universidad, se demostró que  las acetogeninas  son extremadamente potentes teniendo una ED50 (dosis letal 50) de hasta 10 – 9 microgramos por mililitro, resultando tener unas 10,000 veces la potencia del adriamycin.

La acetogeninas, también inhiben la  enzima (ubiquinona-ubiquinona oxidasa ) que es peculiar en la membrana plasmática de la célula cancerosa.

Por esta razón la propiedad antitumoral de la guanábana o graviola ha sido patentada  por lo menos por 9 Compañías extranjeras.

champuguanabana

- 5 tazas de agua
- 2 clavos de olor
- 2 ramas de canela
- 1 taza de cáscara de piña en trozos
- 1 membrillo sin piel ni semillas
- 1 manzana de agua sin piel ni semillas
- 1 rodaja de piña
- 1 kilo de azúcar
- 100 gramos de maíz mote cocido
- 1 taza de harina de maíz
- 1  taza de guanábana en tajadas sin semillas
- Jugo de limón
- 1 cucharadita de canela en polvo

Ponga a hervir en una olla el agua con el clavo, la canela entera y la cáscara de piña durante 15 minutos. Cuele el liquído y regrese al fuego. Incorpore el membrillo en tajadas, la manzana picada, la piña cortada en triángulos, el azúcar y cocine 15 minutos.Agregue el mote, la harina disuelta en agua fría de piña y la guanábana. Mueva constantemente durante diez minutos a fuego lento; retire y eche el jugo del limón recién exprimido. Sirva caliente en copas y espolvoree canela en polvo.

View the original article here


This post was made using the Auto Blogging Software from WebMagnates.org This line will not appear when posts are made after activating the software to full version.